Corpaurea

La fotografía desde la era digital dejó de ser una huella para pasar a ser una imagen reconstruida de algo que estuvo allí. La realidad se divide en minúsculas partículas de información binaria para después ser reconstruidas por una máquina en base a una matriz de millones de puntos.
Todas las imágenes de Corpáurea toman como punto de partida el detalle directo del pezón humano tan censurado en la actualidad en las redes sociales para fotografiar con igual nivel de encuadre y de claridad todos los detalles de cada cuerpo que fotografío.
A cada persona que posa para Corpaurea le realizo cientos de fotografías para capturar todos los detalles, dividiendo el cuerpo en minúsculas partes para después reconstruirlos bajo una matriz geométrica diseñada por mi para cada persona.
Cada “modelo” se enfrenta después a la experiencia de reconocerse en el otro cuerpo geométrico y a la sorpresa de conocer partes de su cuerpo que nunca vería desde este ángulo.
El desnudo se vuelve un pretexto para hablar de fotografía digital, de la individualidad, del paso del tiempo y de la geometría.
OBRA